SPIA rechaza aumento de tarifa de energía eléctrica

La Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, (SPIA) con cerca de cien años sirviendo a la comunidad y velando por su bienestar, ve con suma preocupación el aumento en la tarifa a los clientes regulados para el segundo semestre del 2018. Aún más cuando por parte de la Autoridad de Servicios Públicos (ASEP) se brindan declaraciones tratando de justificar dicho incremento, con eventos fuera del contexto de la presente Ley 6 de1996 vigente hasta el momento.

La SPIA considera que los aumentos con respecto al primer semestre, son injustificados y su imposición por parte de la ASEP, podría tener vicios de ilegalidad. A criterio de nuestros ingenieros, la tarifa debió disminuir y en el peor de los casos, mantenerse igual a la inmediatamente anterior.

La ley es clara en su artículo 99, cuando se refiere a las actualizaciones de las tarifas y reza que sería “… aplicando las variaciones en el índice de precio de energía comprada en bloque y en el índice de salario mínimo que las fórmulas contienen.” Sin dejar de recalcar que también exigen “… publicarlas con sesenta días o más de anticipación…”

Otro de nuestros argumentos para sustentar nuestra posición, radica en el artículo 111, que se refiere a las Tarifas Reguladas para los clientes, que es la impactada en estos momentos, la cual establece: “… Estas tarifas deben cubrir los costos en que incurre cada empresa de distribución, para prestar el servicio…” En ninguna parte permite el aumento en la tarifa por otros motivos. Máxime que la tarifa de distribución, no debe incluir costos del sistema de transmisión.

Si nos basamos en lo que dice la ley, las empresas de distribución pagaron cerca del 95.80% a sus contratos y sólo el 4.20% al mercado ocasional, el cual tuvo un promedio anual de sólo 5.65 centavos de balboa por Kilowatt hora. La potencia firme contratada de EDEMET, por ejemplo fue del 81% y de EDECHI de 72% proveniente de generación hidroeléctrica. El crecimiento de la Demanda máxima fue de sólo 2.6% del 2015 al 2018, comparada con el 5.4% del 2010 al 2014. Todo esto se traduce en que la tarifa debió disminuir y en el peor de los casos, mantenerse igual, si es que querían seguir disminuyendo los subsidios como lo hicieron en algunas tarifas anteriores.

Solicitamos a la ASEP revisar y adecuar la tarifa a lo que debe ser sin componentes que están fuera de la presente Ley.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *