SPIA preocupada por estudio de factibilidad de tren chino

La Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos ve con preocupación la participación de ingenieros de la República Popular de China en el estudio de factibilidad que determinaría la construcción de un tren desde la ciudad de Panamá hasta la provincia de Chiriquí.

De acuerdo con la Ley vigente Número 15 del 26 de enero de 1959, en uno de sus artículos establece que Toda obra de Ingeniería o Arquitectura que se ejecuten en el país, deberá estar, según su naturaleza, bajo la responsabilidad técnica de un Ingeniero o un Arquitecto o de una Empresa que tenga a su servicio profesionales idóneos. Tenemos entendido por las informaciones publicadas, que las reuniones que se están realizando por las Compañías asignadas para el mencionado estudio, no cuentan ni han presentado en las Empresas profesionales panameños idóneos a su servicio.

En la misma Ley 15 que establece que “Ninguna persona, compañía o empresa podrá anunciarse u ofrecer sus servicios bajo cualquiera de las denominaciones profesionales establecidas en esta Ley y sus reglamentos, si no posee certificado de idoneidad o no hay en la empresa o compañía un profesional idóneo en funciones regulares con la misma”.

Y para los que están promoviendo este estudio y proyecto, No se dará curso en las oficinas o entidades oficiales a contratos sobre obras o servicios de ingeniería o arquitectura, si la dirección técnica de las mismas no estuviere confiada a un profesional idóneo.

No vemos que se esté cumpliendo con la Ley, ni con los profesionales panameños.  Veamos el proyecto, nuestros ingenieros, que conocen nuestro país, que han construido redes viales, consideran desde ya que el estudio de factibilidad y la construcción de una red vial ferroviaria de esta longitud, no es ni viable ni conveniente para nuestro país. Consideran que el impacto del costo de la servidumbre a adquirir, las obras de infraestructura en las ciudades que atraviesa, la cantidad de pasajeros que pudieran estar usando el servicio y la estimación de la carga con su proyección a 30 años, impactaría aún más la deuda externa que tenemos, con el costo y los subsidios que se ven desde ya, que tendríamos que aportar todos los panameños. Ya el metro actual le cuesta a los panameños cerca de 30 millones de balboas en subsidios, más el costo de la deuda.

Un estudio de factibilidad de un proyecto que no se puede hacer, no debe ser responsabilidad del Estado, y más cuando se da en contra de la legislación vigente y con el agravante de como pasó en nuestra hermana República de Méjico, nos quieran cobrar por la realización de estos estudios, si el proyecto no se realiza.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *