Salen primeras tres mil cajas de banano de Puerto Armuelles

La zona bananera del distrito de Barú, en Chiriquí, renace y coloca su “oro verde” en los mercados internacionales, al exportar este lunes, los tres primeros contenedores con banano, acto que tuvo como testigo al presidente de la República, Juan Carlos Varela Rodríguez, y ejecutivos de la empresa Banapiña, subsidiaria de la multinacional Del Monte.

El Mandatario saludó a los baruenses en el acto con el que “renace Puerto Armuelles” y dijo sentirse honrado de que el Gobierno que preside haya aportado para la reactivación de la producción bananera.

Detalló que la reactivación de la producción de banano en Barú se da gracias a un esfuerzo grande de concertación, de negociaciones y de apoyo a la inversión para brindar a la población de Barú y Puerto Armuelles una nueva oportunidad.

“Las negociaciones fueron largas porque se buscaban los mejores resultados, defender los intereses del Estado y de los baruenses y hoy queda demostrada la seriedad con la cual las llevamos a cabo y sacamos adelante.  Fue una transacción sana, honesta y positiva para los panameños”, señaló.

Ante esta realidad, acotó el presidente Varela, instruyó a un equipo interinstitucional del Gobierno de la República para que iniciara acciones tendientes a coadyuvar a la reactivación de la producción y exportación de banano desde el Distrito de Barú.

“Gracias al esfuerzo de este equipo de trabajo logramos este acuerdo con Banapiña, reactivando la actividad productiva bananera en la zona, generando nuevos empleos, más una inversión económica de impacto directo e indirecto en lo social y económico de la zona”, dijo.

El 25 de mayo de 2017 se firma el Contrato-Ley entre el Estado y la empresa Banapiña Panamá, S.A., aprobado por unanimidad por la Asamblea Nacional el 26 de abril 2017, cuya duración es de 20 años prorrogables.

En marzo de 2018, Banapiña Panamá, S.A. abrió sus puertas al personal administrativo y contrató a 54 colaboradores de campo los cuales iniciaron labores el 12 de ese mismo mes. Transcurrieron tres meses y se procede con la primera siembra; y el 15 de septiembre se inició con el primer riego aéreo.

El acuerdo con Banapiña establece que las fincas Renacimiento y Barú, antes conocidas como Jobito y Mango, serían las primeras a usar para arrancar con la producción y exportación de la fruta, que comprende un área de 650 hectáreas a razón de 1,800 plantas por hectárea.

El contrato de subarrendamiento de más 1,600 fincas para la reactivación bananera en Barú supera los 13 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *