Palestinos afectados en choques con el ejército de Israel por la apertura de embajada de EE.UU. en Jerusalén

Al menos 55 palestinos murieron y otros 2.700 resultaron heridos este lunes en protestas en la frontera de Israel con la Franja de Gaza por la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Las manifestaciones, que tienen lugar desde hace semanas, se tornaron nuevamente violentas el día elegido por Washington para convertir su consulado en la “ciudad santa” en sede de su principal representación diplomática en suelo israelí tras la decisión del presidente Donald Trump de reconocerla como la capital del país.

La policía y el ejército israelíes desplegaron un fuerte dispositivo de seguridaden la frontera que incluyó francotiradores que comenzaron a disparar contra los manifestantes, mientras miles de palestinos arrojaban piedras y bombas incendiarias, y quemaban neumáticos.

Los incidentes, en los que según las autoridades palestinas murieron menores de edad, son parte de una protesta de seis semanas conocida como la “Gran Marcha del Retorno” en la que los palestinos piden la devolución de los territorios ocupados por Israel.

Reacciones

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que su país actuó “en defensa propia” y que cada nación tenía el derecho a defender sus fronteras.

Su postura fue respaldada por el gobierno de Estados Unidos, que culpó al grupo palestino islamista Hamas de “provocar cínicamente e intencionalmente una respuesta de Israel”.

La Casa Blanca no se sumó a otros países, como Reino Unido y Francia, que pidieron a Israel contener la violencia.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, habló de la violenta jornada como “una masacre” y su par turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Tel Aviv de haber causado “un Estado del terror y un genocidio”.

Jerusalén

El pasado 31 de marzo, cuando comenzaron las manifestaciones, se reportaron al menos 17 muertos y más de 1.400 heridos y fue la jornada con más víctimas desde el conflicto que enfrentó a ambos bandos en el verano de 2014.

El estatus de Jerusalén es motivo de confrontación ya que los israelíes la reclaman como su capital, mientras los palestinos buscan establecer la capital de su futuro estado en la parte oriental de la ciudad.

Rompiendo el consenso de la comunidad internacional, Trump decidió reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y mudar allí la embajada de Estados Unidos.

Tras la decisión del presidente estadounidense, también planean mover a Jerusalén su embajada Honduras, Guatemala y Paraguay.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *