Natixis investiga inversiones pasivas

Panorama 2019: inversionistas institucionales a escala global, preocupados por el impacto de las inversiones pasivas sobre el riesgo de mercado, revela encuesta de Natixis IM

  • Dos tercios de los inversionistas institucionales opinan que la popularidad de la inversión pasiva ha incrementado el riesgo sistémico
  • Cuatro de cada cinco inversionistas institucionales creen que el entorno actual del mercado favorece un enfoque activo hacia la gestión de portafolio
  • Más de la mitad de los inversionistas institucionales planea incrementar sus asignaciones a estrategias ESG en 2019
  • Las instituciones han expresado su preferencia por activos alternativos y del mercado privado y planean aumentar sus asignaciones en 2019

México, febrero 07, 2019 – Natixis IM dio a conocer una encuesta global entre 500 inversionistas institucionales (incluyendo gestores de fondos de pensiones corporativos y públicos, fondos de aseguradoras y fondos patrimoniales soberanos) en Norteamérica, Latinoamérica, Reino Unido,

Europa, Asia y Medio Oriente. La encuesta reveló que a los inversionistas institucionales les preocupa el impacto de los instrumentos pasivos sobre el riesgo de mercado y el precio de los activos. Dos tercios (62%) creen que la popularidad de las inversiones pasivas ha incrementado el riesgo sistémico,

y 61% destaca que los flujos hacia estrategias pasivas han suprimido artificialmente la volatilidad. Más de la mitad (52%) de los inversionistas institucionales cree también que la inversión pasiva ha

distorsionado las cotizaciones relativas y las relaciones entre riesgo y rentabilidad.

La demanda por inversiones pasivas da señales de estabilizarse, las instituciones continúan favoreciendo a la inversión activa

Ante este escenario, los inversionistas también empiezan a reducir el ritmo al cual planean incrementar su exposición a pasivas, y las instituciones parecen haber encontrado un punto justo en las asignaciones. Al preguntar sobre las asignaciones en 2015, los inversionistas institucionales de todo

el mundo anticiparon un incremento en las tenencias pasivas hasta de 43% en tres años, pero al avanzar hasta el 2018 los encuestados no dieron indicio alguno de realizar cambios significativos en su asignación actual de 70% en inversión activa y 30% en pasiva en los siguientes tres años.

Los inversionistas institucionales también expresaron una preferencia por la gestión activa antes de anticipar más volatilidad de mercado en 2019, y cuatro de cada cinco (80%) esperan ver mayor volatilidad de mercado en el próximo año. La misma proporción (79%) sugieren que el entorno actual del mercado favorecerá la gestión activa del portafolio, una respuesta similar (78%) en 2018. Los inversionistas siguen sintiéndose optimistas en torno al retorno, pero han disminuido ligeramente la proyección de retorno promedio para el año a 6.7%. En comparación con 7.2% en 2017. Si bien la mayoría de los inversores cree que el entorno de mercado es óptimo para la inversión activa, sigue habiendo razones para que los gestores activos evidencien de forma más clara su valor añadido,

ya que la mitad de los que emplean estrategias pasivas señala que existen demasiados fondos indexados encubiertos en el sector de la gestión activa. Sin embargo, si la industria es capaz de sacar a la luz estos fondos indexados encubiertos, entonces más de dos tercios (66%) de los inversionistas piensan que esto terminará beneficiando a los gestores que aplican un enfoque  verdaderamente activo y a sus resultados y la mayoría espera que las inversiones activas destaquen a largo plazo.Mauricio Giordano, director general de Natixis IM en México, comenta: “Los inversionistas institucionales parecen haber encontrado su asignación óptima entre inversión activa y pasiva, y empezamos a ver hoy una desaceleración en el aumento de asignaciones en inversión pasiva. Nuestra

encuesta demuestra que esto coincide con la preocupación de los inversionistas por el impacto que la inversión pasiva pudiera tener en la infraestructura del mercado y el retorno a la inversión. Creemos que con el tiempo las estrategias pasivas representarán un enorme riesgo de concentración, que podría conllevar un riesgo sistémico y se pondrán a prueba cuando experimenten la próxima recesión del mercado”.

“Al mismo tiempo, el apetito por las estrategias activas es una clara indicación de que, en tiempos de turbulencia del mercado, los inversionistas institucionales quieren a un profesional calificado al mando. Sin embargo, el esperado aumento en la volatilidad del Mercado y un entorno más desafiante para generar  rendimiento significa que habrá una más amplia distinción entre gestores capaces de generar alfa.”

La búsqueda de alfa impulsa de demanda por ESG Los criterios de inversión Ambiental, Social y de Gobernabilidad (ESG) juegan ahora un papel cada

vez más importante en las estrategias de inversión de las instituciones. Tres de cada cinco (61%) inversionistas institucionales incorporan factores ESG actualmente, y más de la mitad (55%) de los participantes de la encuesta dicen que esperan incrementar asignaciones a estrategias ESG en el 2019, con  consideraciones clave como generación de retorno y diversificación. Más de la mitad (56%) coinciden en que puede encontrarse alfa en ESG; 43% de los inversionistas identifican a factores ESG como igualmente importantes que los factores financieros fundamentales al analizar una empresa, y aun quinto (20%) los percibe como una forma importante de generar retornos ajustados al riesgo en el largo plazo.

A pesar del aumento en el apetito por estrategias ESG, las métricas y la capacidad de demostrar rendimiento sigue siendo un reto, de acuerdo con 43% de los participantes en la encuesta. A dos de cada cinco (40%) les preocupa que las empresas estén exhiban sus datos como amigables con el ambiente para mejorar su imagen pública.

Mauricio Giordano agrega, “Si la inversión ESG es ahora una cosa normal para los inversionistas institucionales, que esperar la incorporación de factores ESG se convierta en una práctica estándar para todos los gestores durante los próximos cinco años, el siguiente paso para la industria es asegurar la regulación y el monitoreo de productos ESG, para la protección de inversionistas y sus inversiones.

Necesitamos una clara normativa en terminología y nomenclatura en toda la industria y jurisdicciones. Solo los gestores verdaderamente activos con clara convicción pueden respetar e integrar los principios ESG.”

Los inversionistas expresan preferencia por renta fija y alternativos La combinación de retornos inciertos y un entorno de alza de tasas ha forzado a las instituciones a anticiparse para generar retornos, y los encuestados han señalado una preferencia por activos alternativos y activos del mercado privado. La infraestructura continúa atrayendo la atención de este rupo, y más de un tercio (36%) planea incrementar asignaciones en esta, seguida por deuda privada

(28%), capital privado (27%), y bienes raíces (24%). La tendencia hacia los activos del Mercado privado se refleja en las siete de cada 10 (71%) instituciones que dicen que los activos privados ayudan a generar retornos más elevados, en tanto 60% dicen que brindan diversificación.

Los inversionistas esperan reducir su asignación a renta variable, en tanto se espera que la exposición a renta fija se incremente. La mayoría de los inversionistas (84%) espera ver una volatilidad más intensa en el Mercado de renta variable y planea reducir asignaciones a renta variable de 37.7% a

36.2% el año próximo, mientras que se espera que las asignaciones a renta fija represente 38.2% en 2019, vs 37.3% actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *