Lucha contra la obesidad, ¿cuál es la clave de éxito?

Por Miguel Mayo, Ministro de Salud

Muchos son los mitos alrededor de la obesidad, pero lo que es claro, es que está asociado al 50% de las muertes en nuestro país y es la causa de gran cantidad de discapacidad físicay, por lo tanto, de la disminución de la calidad de vida de la población. 

¿Por qué está aumentando si el ser humano es el mismo desde hace mucho tiempo?, ¿qué ha cambiado a través del tiempo?

Estas son preguntas que nos hacemos en reuniones sociales y cuyas respuestas, aunque sencillas, son difíciles de aceptar y peor aún de tomar una decisión definitiva para revertir esta tendencia. 

Sin duda, lo que ha cambiado es el estilo de vida. Por un lado, una vida más sedentaria, gracias a mejores transportes, telecomunicaciones que facilitan las transacciones, videojuegos que inundan nuestros hogares e “hipnotizan” a nuestros hijos. Por otro lado, adaptamos nuestras costumbres a las exigencias de la sociedad, por ejemplo, en vez de comer en casa, lo hacemos en el trabajo, muchas veces, comidas altamente procesadas y con alto contenido calórico. Expuestos al “bombardeo” publicitario de comidas que inducen activación de nuestras glándulas salivares, pero que además tienen alto contenido calórico a base de grasas y carbohidratos. 

Han aparecido, a través del tiempo, muchas estrategias para perder peso, pero con poco éxito, la mayoría. 

Las dietas restrictivas (aquellas en las que se eliminan algunas comidas) solo sirven mientras se hacen, por ello, su bajo éxito a mediano plazo (3% en un año). Ni hablar de las “bebidas o batidos milagrosos”. No son recomendadas a largo plazo porque difícilmente son sostenibles. 

Las medicinas pueden causar muchos efectos secundarios (sobre todo diarrea) lo que hace difícil su mantenimiento a largo plazo, por tanto, su éxito es muy bajo. 

Las cirugías tienen mayor éxito, a largo plazo, que los métodos anteriores, porque son restrictivas, malabsortivas o ambas, pero también con costosa disminución de la calidad de vida. 

Sin duda, lo mejor a largo plazo es EL CAMBIO EN EL ESTILO DE VIDA, comer de todo, pero menos cantidad. Empiece a servirse en platos más pequeños (sírvase de todo), en todas lascomidas sírvase frutas y vegetales, empiece a hacer ejercicios, al menos 4 días a la semana. Esto es sostenible y seguro conseguirá éxito si lo mantiene. 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *