Las 103 personas a bordo de un avión de Aeroméxico sobreviven accidente

No son pocos los que hablan ya de “milagro en Durango”. Y es que no se reportó ninguna víctima mortal entre los 99 pasajeros y cuatro tripulantes del vuelo Aeroméxico AM2431 que acababa de despegar dese Durango rumbo a Ciudad de México.

Las primeras imágenes del Embraer E190 severamente dañado y humeante habían hecho que todos temieran lo peor: pero el balance inicial fue de 85 heridos, cero fallecidos.

De hecho, los pasajeros habían podido salir del avión por su propio pie, como hizo Jacqueline Flores, originaria de Durango que vive en Bogotá y que viajaba junto a su hija de 16 años.

“Íbamos despegando cuando se sintió que giramos muy fuerte, como que los pilotos estaban tratando de estabilizar el avión. Sentí que caímos muy fuerte y dimos varios tumbos. Cuando el avión se paró por fin, había mucho humo y fuego”, cuenta Flores.

“La aeronave quedó partida y el fuego avanzaba rápidamente. La fractura estaba un par de asientos detrás de mí. La gente estaba en pánico, pero yo estaba tranquila. De alguna forma sabía que mi salvación estaba en saltar por ese hueco. Así que lo hice junto con mi hija”. Dice que la aeronave estaba inclinada, así que no estaban tan lejos del suelo, como dos metros, dice Flores. Una persona que estaba de pie debajo del avión les ayudó a bajar. “Caí mal y tengo inflamado un tobillo, pero soy muy afortunada de estar viva”, dice Flores.

El accidente ocurrió cerca de las 15:00 horas local (21:00 GMT) de este martes, poco después del despegue de la aeronave. La Secretaría de Salud informó que 18 lesionados fueron trasladados a los hospitales.

El avión quedó en un descampado en el kilómetro 17 de la autopista Durango-Torreón, a unos 900 kilómetros de la Ciudad de México.

El operador Grupo Aeroportuario Centro Norte indicó que los primeros datos sugieren que el mal tiempo fue la causa, ya que el avión, de fabricación brasileña, supuestamente intentó despegar durante una tormenta de granizo.

Al parecer, pocos minutos después de intentar levantar vuelo, realizó un aterrizaje de emergencia.

El gobernador informó a medios locales que varios testigos reportaron un “estallido”, antes de que el Embraer 190 se desplomara poco después del despegue.

Por su parte, el vocero de Protección Civil, Alejandro Cardoza, explicó que se inició un incendio tras el accidente, aunque no hubo víctimas de quemaduras.

“Muchos lograron salir del avión a pie”, agregó, aunque no está claro la gravedad del resto de los heridos.

La Coordinación Estatal de Protección Civil de Durango informó que corporaciones de emergencia y seguridad acudían al lugar para socorrer a los lesionados.

El presidente Enrique Peña Nieto escribió en Twitter que instruyó a la Secretaría de la Defensa Nacional, Protección Civil y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que colaboraran en la atención a las víctimas del accidente.

El aeropuerto fue cerrado tras el accidente.

Qué se sabe del avión accidentado

El avión, que cubría la ruta Ciudad de México-Durango-Ciudad de México, aterrizó procedente de la capital a las 14:37 (20:00 GMT) y tenía previsto el regreso a las 15:09, según informaciones aeronáuticas.

Transponder 1200, un medio periodístico latinoamericano especializado en aviación, explica que el Embraer E190 accidentado fue comprado por Aeroméxico en 2014.

Este modelo de fabricación brasileña lleva poco más de 10 años de servicio, desde que fue entregado para sus operaciones por el fabricante el 21 de mayo de 2008.

La aerolínea estadounidense US Airways fue la primera en utilizarlo.

La regional Aeroméxico Connect no había sufrido de un accidente desde el 21 de enero de 2010, cuando un Embraer E145 reportó un incidente durante el aterrizaje.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *