Endometriosis, enfermedad ginecológica común pero poco conocida

Conscientes de que la Endometriosis es una enfermedad crónica y benigna que afecta a mujeres en edad reproductiva y que existen muchos mitos y falta de orientación sobre la misma, la cual afecta a más de 170 millones de mujeres en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y el Instituto de Salud Femenina, realizaron una charla informativa para sus colaboradores, como fuentes multiplicadores de la información ante una situación en la cual todos debemos de estar informados.

El Dr. José Luis Oviedo, médico especialista del Instituto de Salud Femenina, quien estuvo a cargo de esta charla manifestó, que la Endometriosis se da cuando el endometrio, que es un tejido o mucosa que recubre el interior del útero y cuya función es la de alojar al embrión cuando una mujer queda embarazada, crece afuera del útero, comúnmente en las trompas de falopio, en los ovarios o áreas circundantes.

“Pese a ser una de las enfermedades ginecológicas más comunes y considerada responsable de la mitad de todos los casos de infertilidad que carecen de explicación médica, en la actualidad no se sabe el origen de ella”, añadió el Dr. Oviedo.

Según expertos, a la Endometriosis, la llaman la enfermedad del silencio, sin embargo cada vez más mujeres hablan de ello. No es para menos, ya que afecta al 10% de las féminas, por lo que hay mucho que avanzar y aprender sobre la misma.

Igualmente, El Dr. Oviedo dijo “que hablamos de la Endometriosis, como una enfermedad ginecológica que caras públicas inclusive, como la propia Hillary Clinton cuando tuvo problemas para concebir y más recientemente la famosa guionista, actriz y protagonista de la serie Girls de la cadena estadounidense HBO, Lena Dunham, han conseguido que recobre el interés social que necesita para que más personas conozcan sobre esta enfermedad”.

Los síntomas de la Endometriosis podrían presentarse en las mujeres de diferentes formas, algunas podrían experimentar una variedad de síntomas, mientras que otras podrían no notar ninguna.

Por lo que es importante conocer estos síntomas, que generalmente se presentan de distintas maneras, tales como: Dolores, especialmente cólicos menstruales extremos que pueden sentirse en el abdomen; espalda baja o pelvis, dolor durante las relaciones sexuales, flujo anormal o intenso que dura más de siete días o que ocasiona que cambie su toalla femenina o tampón cada hora o dos, micción y evacuaciones dolorosas durante los periodos menstruales, heces u orina con sangre, náuseas y vómitos, problemas gastrointestinales, como: diarrea, estreñimiento o náuseas.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *