En Crisis: Analizan privatización de ETESA

Por Edmundo Dante Dolphy / La Verdad

El Sindicato de los Trabajadores de la Industria Eléctrica y Similares de la República de Panamá (SITIESPA), denunció en un comunicado las intenciones que existen de privatizar la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA), decisión que asestaría un duro golpe a los usuarios que verían aumentos significativos en sus tarifas de luz.

En una reunión sostenida el martes 15 de agosto, entre los dirigentes sindicales y el gerente general de ETESA, Gilberto Ferrari Pedreschi, se abordaron los pasos a seguir para salvar a esta empresa de la crisis en que se encuentra, entre ellos, la reestructuración interna y externa de la empresa con una inversión de alrededor de 250 millones de dólares, la modificación de la Ley 6 de 1997, para volverla a su estado inicial como lo estuvo en el año 1999, que su estructura sea similar a la de Bahía Las Minas y AES Panamá y, por último, la privatización de la empresa.

SITIESPA sostiene en su comunicado, firmado por su secretario general Jorge Alegría Merel, que la privatización de este sector “Transmisión”, el cual es competencia exclusiva del Estado, permite a otros actores no gubernamentales intervenir en la financiación y producción de servicios. Recuerdan que ETESA está compuesta por varios departamentos “ que son el pastel deseado de cualquier empresa del sector eléctrico o de cualquier millonario deseoso de control y poder; ejemplo, el CND, Hidromet y Comunicaciones, que por la fibra óptica que lleva ya la segunda línea de transmisión en función y con la tercera línea, se generarán millones de dólares”.

Sobre la modificación a la Ley 6 de 1997, expresan que el tema no ha sido evaluado aún por la Junta Directiva, adicional al hecho de que debe ser revisado por la Asamblea Nacional de Diputados y que va casado con un punto muy atractivo, la venta de acciones a la empresa privada, en donde señalan directamente a Fernando Aramburú Porras, integrante de la Junta Directiva, como un ferviente impulsador de esta idea.

El comunicado de los trabajadores de la industria eléctrica activa las alarmas, cuando expresa que la privatización introduce cambios en las funciones y responsabilidades públicas y privadas. No necesariamente se limita a la venta de empresas públicas; también supone disminuir el grado de influencia del Estado, “ situación que para algunos puede llegar a un intento de desmontar el Estado y dejar todo en manos de agentes privados y del mercado”.

Señalan los trabajadores que hay que estar conscientes de que una reestructuración es un paso previo a la privatización, aunque observan que en algunos casos, una reestructuración es absolutamente necesaria para promover la competencia o facilitar la venta, este no es el mejor ejemplo para ETESA.

“Pero todavía estamos a tiempo defender el único eslabón dentro del Sistema Eléctrico Nacional, que evita que se dispare aún más el alto costo de la energía eléctrica. Nos tenemos que concentrar en defender a toda costa la No fragmentación y privatización de ETESA”, categóricamente afirma el STIESPA.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *