El diálogo en Venezuela se encuentra con “obstáculos” para continuar

El intento por retomar un proceso de diálogo político en Venezuela se ha encontrado con “obstáculos” en su camino que no permiten que este termine de concretarse, o al menos esto asevera la oposición, que acusa al Gobierno del presidente, Nicolás Maduro, de ser el responsable de las trabas.

La oposición venezolana, reunida en la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD), informó hoy en un comunicado que continuarán con la “fase exploratoria” del diálogo una vez que “sean removidos” estos “obstáculos”.

La coalición ha explicado que su decisión se basa en que el Gobierno asumió una serie de compromisos de cara a esta reunión que no ha cumplido, y sostiene que las reuniones dependen de que se cumpla con los compromisos adquiridos.

En ese sentido, la MUD aclaró que si hay algún cambio en este aspecto, “cualquier avance, pausa o retroceso será informado oportunamente” a los venezolanos y su posterior posición ante los cambios que se susciten.

La delegación del Gobierno venezolano arribó a República Dominicana la noche de este miércoles para continuar el proceso de negociaciones iniciado el pasado 13 de septiembre, y permanece hoy en la isla caribeña.

La oposición ha reiterado en varias ocasiones que entre las condiciones para iniciar un nuevo diálogo está la liberación de los llamados presos políticos.

Aunque no se puede afirmar que el Gobierno haya aprobado esta condición, la noche de este miércoles fue dictada una orden de libertad condicional para 27 estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador del estado Aragua (centro norte), considerados por la oposición como presos políticos.

Estos jóvenes fueron detenidos el pasado 2 de julio en medio de la oleada de protestas que sacudió la nación caribeña durante cuatro meses y que dejó más de 120 fallecidos.

Sin embargo, la ONG Foro Penal Venezolano (FPV) -encargada de la defensa de los estudiantes- denunció hoy que, a pesar de la medida cautelar, no han sido liberados los universitarios.

Otro punto álgido en el intento de diálogo ha sido la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), una junta formada únicamente por oficialistas y cuya conformación ha sido calificada de ilegítima y fraudulenta por el Parlamento venezolano (de mayoría opositora) y por una parte de la comunidad internacional.

El Gobierno exige que esta sea acatada como un órgano plenipotenciario, mientras la oposición insiste en no reconocerla por ser “fraudulenta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *