El Dato 9 de septiembre 2017

¡Trifulca en la Universidad!

Dicen que el salón de profesores de la Universidad de Panamá, se convirtió en un tinglado de lucha libre, al mejor estilo de los célebres, Ventarrón, Chamaco Castro y René Guajardo. Resulta que el director administrativo, supuestamente entró en ira cuando el profesor Arístides Gómez cuestionó el manejo de las finanzas del centro de estudios.

Tiradera de sillas

Según le contaron a Josefa, el director administrativo, un personaje que es muy consultado por los medios de comunicación en materia económica, agarró una silla y casi se la pone en la cabeza al ex cónsul de Panamá en Francia. Palabras de alto calibre se escucharon, pero la sangre no llegó al río porque otro profesor, en calidad de árbitro, en la segunda caída, tranquilizó al indio. Flores, estos espectáculos dejan muy mal la casa de Méndez Pereira.

Se metió a constructor

Pillaron ayer al ex ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera, ingresando a la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura. ¿Será que ahora se metió a constructor?

Licitó más de mil millones

Dice Julia que logró licitar más de mil millones en proyectos del IDAAN. En aras de la transparencia, ¿que diga cómo se licitaron y quiénes se las ganaron. O no?

¡Muy mal!

Nos contaron que los encargados de la cárcel preventiva de la DIJ, sacaron a todos los detenidos que tenían en sus recintos para darle más espacio a Papadimitriu y a Jaimito Ford. Resulta que a los hijos de la canalla los mandaron directo a La Joya. Eso no se hace porque es injusto y alimenta la discriminación y el favoritismo.

Un gabinete detenido

Viendo bien el asunto de las investigaciones por delitos contra la administración pública, son muchos los ex ministros que han quedado guardados. José Raúl Mulino, José Domingo Arias, Oscar Osorio, Emilio Kieswetter, Jaime Ford, Pepe Suarez, Ferrufino, Papadimitriu, Frank De Lima y Alma Cortez. Han pasado agallados, Roberto Henríquez, Quijano del MICI y Jorge Ricardo Fábrega en Gobierno.

Ningún diputado preso

Lo curioso de todo esto es que mientras casi todo un gabinete estuvo detenido en su momento, con o sin razón, ningún diputado ha pisado la cárcel. Los más de 400 milllones de dólares en partidas circuitales que se fumigaron, son más que suficiente para que quedaran tras las rejas.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *