El Dato 12 de junio de 2018

Se tomaron El Renacer

Un sobrino de Josefa que es tongo, le sopló que ayer, el Consejo de Seguridad se tomó El Renacer. Allá arriba no mandaba el ministro de Gobierno, se cumplían las órdenes superiores. Y esta parece que será la tónica mientras mantengan al loco por allá. ¿Qué diría María Luisa de este atropello?

El Renacer de fiesta

Dice Josefa que si en el país no hay circulante y la economía anda en cuidados intensivos; en El Renacer lo que va a sobrar es billete y del bueno. El viejo va a aflojar como regadera para sentirse bien pretty. Ya varios detenidos se pelean por ser el asistente de RM.

¡Quieren al loco!

En la cárcel El Renacer, los presos recibieron a Ricardo Alberto con consignas de “los locos somos más”, Viva Martinelli”, “ahí llegó el campeón”, la acogida fue grande y en las afueras de la Corte de Injusticias, se formó otro despelote con los simpatizantes del viejo.

Coberturas parcializadas

El equilibro y balance desapareció de los noticieros nacionales, tanto en los estudios como en los despachos en directo en el caso de la llegada de Ricardo Martinelli… palo parejo sin dejar espacio a voceros del ex mandatario.

Carros de El Patrón

Parece que el pac man de EL Patrón, se llevará todos los negocios con el Discípulo de Escrivá. Las flotas de autos Honda en este gobierno, están a otro nivel.

Nerviosos

Dicen que después de la arrastrada que le dio Chello al ex embajador de Panamá en la OEA, en las internas el CD, los nervios no dejan dormir a la hija del pescador y comitiva.

Incompatible

Lo cierto es que la imagen corporal de Ricardo Alberto y su estado de ánimo, no son compatibles con los argumentos sobre las diferentes patologías que padece el hombre, según abogados, médicos y familiares. ¡Algo no suena bien!

Efecto Martinelli

¡Chuleta! El factor Martinelli, fue tan fuerte que provocó daños en el sistema eléctrico, que afectó a la planta potabilizadora de Chilibre. Ahora falta el tsunami que le viene bajando al Discípulo de Escrivá.

Se las aplicó

El Vara ayer, se la aplicó a la defensa de Martinelli, con el interrogatorio al doctor, que quedó culitranqueando papá. Le faltó calle y pruebas a la defensa una vez más.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *