EE.UU. responde a Panamá: solución a situación de GESE está en manos de Waked

Estados Unidos reiteró que el caso de los diarios El Siglo y La Estrella de Panamá está en manos de su propietario, Abdul Waked, en su respuesta a una carta en la que el Gobierno panameño pedía extender la licencia de operación de los rotativos, afectados por la sanción a su dueño.

Un portavoz de la Cancillería de Panamá confirmó que la misiva, firmada el pasado 13 de julio por la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, fue contestada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), una agencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En su respuesta, las autoridades estadounidenses “recalcan lo que han anunciado desde el inicio: la solución está en manos del señor Waked”, se limitó a comentar la fuente oficial, que pidió el anonimato.

Waked, incluido en mayo de 2016 en la Lista Clinton de personas supuestamente relacionadas con el narcotráfico y lavado de dinero, presentó una propuesta a la OFAC para solventar la situación de los dos diarios, cuya naturaleza no ha sido revelada.

De Saint Malo expresó en la carta que envió al director de OFAC, John Smith, que el Gobierno panameño le quería urgir “a reconsiderar una extensión de las licencias para los periódicos en base a esta última propuesta presentada (por Waked)”, si la misma era aceptable.

“Si los términos no son aceptables, le pedimos que considere proponer términos alternativos que puedan permitir a los periódicos permanecer abiertos, a modo de preservar no solo los medios de vida de 240 familias que dependen de los periódicos, sino también salvaguardar la libertad de prensa y expresión de Panamá”, añadió la canciller en la misiva.

La no renovación de la licencia de operaciones, que implica que empresas o personas estadounidenses están vetadas para mantener relaciones comerciales con el GESE, ha puesto en jaque a los diarios, que ya han reducido tiraje y despedido empleados dada la caída de la pauta publicitaria.

Representantes de prácticamente todos los sectores panameños han expresado su solidaridad con el GESE y criticado la actitud de EE.UU., especialmente a la luz de que Waked no enfrenta en ese país ningún juicio y la Justicia panameña sobreseyó el caso que había abierto en su contra en noviembre del año pasado por falta de pruebas.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) solicitó al Departamento del Tesoro estadounidense “reconsiderar la negativa de extensión de las licencias” de El Siglo y La Estrella “en beneficio de la libertad de prensa en Panamá”.

Asimismo, la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLab) ha dicho que la situación del GESE “constituye una lesión grave para la libertad de prensa en Panamá y el derecho a la información”.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *