Delincuencia organizada se toma nuestras instituciones

Edmundo Dante Dolphy

La delincuencia organizada no se circunscribe a los capos del narcotráfico, al tráfico de armas y trata de personas, va mucho más allá… Se incuba en los gobiernos que, con el falso discurso de la institucionalidad democrática, construyen sistemas legales para devorar el erario y esfumar las esperanzas de las clases más vulnerables que se acuestan sin satisfacer sus necesidades básicas.

Gobierno tras gobierno, en contubernio con los ciudadanos más detestables de la sociedad panameña, entiéndase diputados, elaboran leyes cuyo ADN de corrupción, se riega como cáncer, infectando los representantes de los tres órganos del Estado, los cuales irónicamente tienen la obligación constitucional de sostener una cultura de legalidad inexistente.

El vergonzoso caso Odebrecht, es una demostración irrefutable de la avaricia de los partidos políticos cuando llegan al gobierno, con los votos de ciudadanos quizás nobles, quizás ilusos que depositan su confianza en esa persona para que administre con prudencia y transparencia, los recursos de toda la familia panameña. Otra vez se equivocaron…

La mentira y el robo descarado con la aquiescencia de las autoridades constitucionalmente llamadas a fiscalizar que los recursos del Estado panameño sean administrados correctamente, es una constante que indigna a los ciudadanos honestos. Los 400 millones de dólares que los muy mal llamados “Padres de la Patria”, utilizaron a discreción y que de seguro, inyectó con multivitamínicos sus cuentas bancarias en el período pasado, quedará marcado con tinta indeleble, en la historia de los atracos más perversos al patrimonio nacional.

Se acerca el 2019 y nada nos hace pensar que pueda darse un cambio radical y verdadero. La única salida en este momento, es que cada ciudadano analice y reflexione la fuerza de su voto y evitar de manera cívica que el Estado panameño siga secuestrado por mafias políticas y del poder económico.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *