Cámara de Comercio pide imparcialidad en caso Martinelli

Los empresarios panameños exigieron hoy a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) pronunciarse con imparcialidad e independencia sobre su competencia para enjuiciar al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014).

El presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), Gabriel Barletta, declaró a su gremio “Vigilantes ante Decisión Trascendental de la Justicia” en un comunicado a pocos días que la CSJ decida si tiene o no competencia para juzgar a Martinelli, luego que renunció al Parlamento Centroamericano.

“La atención del país se concentra una vez más en el desempeño de nuestras instituciones, esta vez por cuenta de la decisión que la Corte Suprema de Justicia adopte finalmente con relación a su jurisdicción en la causa seguida al ex presidente de la República, Ricardo Martinelli”, indica Barletta en su declaración.

Lo que sucede es que por ser miembro del parlamento regional desde 2014 en su condición de expresidente, Martinelli fue procesado por el máximo tribunal, pero hace pocos días renunció a ese escaño y sus abogados ahora reclaman que su caso pase a una instancia ordinaria por ser un ciudadano común y corriente.

El pleno de la CSJ celebrará el próximo miércoles una reunión extraordinaria para decidir si admite una “acción de amparo de garantías constitucionales” contra la decisión del juez del Supremo Jerónimo Mejía de mantener la competencia para procesar a Martinelli y de rechazar su renuncia al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El exgobernante, extraditado de Estados Unidos en junio pasado para enfrentar un juicio por interceptación ilegal de comunicaciones privadas durante su mandato, pidió que Mejía deje de procesarlo y se anule el caso, pero éste rechazó todos los recursos en ese sentido el jueves pasado y mañana continuará la audiencia.

El proceso se encuentra en la etapa de acusación.

Uno de sus abogados anunció la apelación ante el pleno de la Corte para que defina si puede seguir procesándolo.

“El pleno de la Corte Suprema de Justicia tiene una decisión trascendental en sus manos por cuanto establecerá precedente, con respecto a la competencia donde se debe atender el caso en mención, a fin de que cumpla con el debido proceso permitiendo que se juzgue respetando los derechos de todas las partes”, indicó Barletta.

También apoya a la Conferencia Episcopal de Panamá que pidió “que el sistema de justicia consolide su imparcialidad, su oportunidad al momento de juzgar y su legítima autonomía. Es preciso que quienes ejercen la justicia sancionen de manera justa a quienes transgreden la ley aplicando las penas proporcionales al delito cometido y a su circunstancia específica, evitando la impunidad, la corrupción, el autoritarismo, la discrecionalidad y la venganza”.

Al tiempo de defender el debido proceso, el dirigente advirtió que “igualmente la paciencia nacional va en vías de agotarse por el diligenciamiento de obstáculos que entorpecen la labor de la justicia y allanan el camino a impunidades de vergüenza. Además de dilatar, sin razones mejores, decisiones que pueden ser inclusive favorables para los encausados”.

Barletta reivindicó el derecho de todos los panameños “de hacer sentir sus opiniones sobre asuntos de trascendencia, como el que espera ver definido por la Corte Suprema de Justicia, con sentido de Sociedad y de Nación. De eso se trata”.

Martinelli está detenido en la cárcel El Renacer, en las afueras de la capital, desde que llegó extraditado de EE.UU., donde estuvo preso un año en razón de la extradición por el caso de las escuchas ilegales telefónicas
 

 

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *